Precauciones ante los comederos automáticos para gatos

Comederos automáticos para gatos
Mira

clic aquí

Los comederos automáticos, ese gran invento tecnológico

Sin duda, gracias a los avances de la tecnología, tan moderna, hace tiempo que están entre nosotros y nuestros queridos felinos. Quizá tú que estás leyendo estas palabras… ¿Ya tienes un comedero automático? Puede que sí y que, por esa razón, estés aquí ante el título de este artículo.

Efectivamente, un comedero es toda una ventaja, máxime para esos -nosotras/os- compañeros de gatos (no me gusta la palabra ‘dueño’ o ‘cuidador’) que se tienen que ausentar del hogar durante muchas horas al día o se ven obligados a viajar.

Es razonable ver el enorme atractivo y la seguridad y tranquilidad que ofrecen.

Sin embargo, estamos en manos de la tecnología que, si funciona bien, bien hará. Pero, se me ocurren, al menos dos peligros ante este invento, que puede ser un reemplazo pésimo de nosotros, humanos.

Estas son algunas de las razones menos obvias que he pensado, por experiencias cercanas. Si se te ocurre alguna más, por favor, déjala en los comentarios… 

1. La garganta, la digestión de la comida y tu gato

Los gatos presentan, a priori, algunas vulnerabilidades, que pueden convertirse en graves con la alimentación sin supervisión a través de una máquina. Una de ellas es su conocida glotonería, en según qué razas y en todos aquellos gatos solitarios y/o que viven con estrés, y que puede afectar a lo que podríamos llamar «gatos normales» ¿Habrá algún gato normal? 😀

Sí, el dispensador puede llegar a sobrealimentar a tu gato. Es necesario saber dar las órdenes precisas, programarlo adecuadamente porque en caso contrario si «engulle» más de lo recomendado puede provocarle vómitos, llevarle a una mala digestión o absorción de los alimentos. Obviamente, un día no pasa nada, pero si es reiterado en el tiempo, puede ser dañino. Esto hay que tomarlo en cuenta porque asumimos que si contamos con un comedero es porque pasamos mucho tiempo fuera de casa y, quizá, ni sepamos que se está produciendo este hecho.

2. Los gatos no pueden pasar sin comida

En segundo lugar y más alarmante se puede presentar el caso de un gato que queda sin acceso a la comida.

Si el comedero de tu gato no funciona correctamente y no le da ningún alimento durante 1 o 2 días, si has planeado un viaje y has dejado solo a tu gato, se corre el peligro de que su cuerpo comience a convertir rápidamente la grasa corporal en energía y su hígado no podrá mantener el ritmo.

De ser así, se sobrecargará con células grasas y comenzará a almacenar grasa en el hígado, dañando su función. Este proceso se conoce como lipidosis hepática (hígado graso). Una enfermedad que puede llegar a los gatos mayores, sin actividad sexual y que viven en entornos reducidos, pero que también puede llegar por lo mencionado anteriormente. 

Es lógico pensar que observaremos el funcionamiento del comedero. Y este problema saltará a la vista de forma espontánea. Todo ello, si tenemos un solo gato que se alimento del dispensador, pero si tenemos más de un gato: ¿Realmente sabremos si están comiendo de forma proporcionada? Sé qué estás pensando. Esto también ocurriría en el caso de no tener un automatismo pero, claro, cuando tenemos un comedero automatizado, quizá caigamos en una falsa sensación de tranquilidad.

Comedero automáticos, con miles de opiniones positivas

Con todo lo dicho anteriormente, no quiero ser agorera. Solo reclamar tu atención. Es cierto que son miles las opiniones de las personas que han adquirido uno de estos inventos, se pueden leer aquí. No obstante, conviene estar alerta ;D

3 razones para tener precaución con los comederos automáticos para gatos


📻 Te va a interesar ESTE AUDIOLIBRO GRATUITO para entrenar a tu GATO 📻


Resumen
Precauciones ante los comederos automáticos para gatos
Nombre del artículo
Precauciones ante los comederos automáticos para gatos
Descripción
Comederos para gatos: ¡Qué gran invento! Sin embargo, se me ocurren 2 ideas sobre el tema. Hay que tomar precauciones, al menos 2.
Autor
Editor
Vivir con un gato
Logo del editor

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.