Los gatos y los perros son, sin duda, las mascotas más populares. Y, también sin duda, existen algunas diferencias muy marcadas entre las dos especies.

A continuación te cuento las dos principales diferencias que existen entre nuestros queridos perros y gatos, en lo que a comportamiento se refiere y que probablemente ya hayas observado.

En cualquier caso, espero que te sirvan para entenderlos mejor 💖

La vida social: de la manada al territorio

Todos sabemos que la mayoría de los perros son más sociables que los gatos y prefieren estar acompañados, bien sea por otros perros o por personas. Esto obedece a una cuestión primordial: su mentalidad de manada.

Los gatos, en general y en todas las razas, tienden a ser más solitarios y tienden a apegarse y a darle importancia a su territorio. Sin embargo, cualquier dueño de un gato te dirá que los gatos pueden volverse muy apegados, también, a sus dueños y a otros felinos o mascotas de la familia, por lo que son excelentes compañeros como los perros.

No obstante, al igual que las personas, los perros y gatos son individuos con personalidades únicas, por lo que existen excepciones a estos rasgos generales. Por ejemplo, puedes tener un perro que en realidad prefiere los ambientes tranquilos y que está apegado a una persona de la familia en particular. O puedes tener un gato que sea extremadamente sociable y esté dispuesto a hacerse amigo de todos los que cruzan la puerta principal de tu hogar.

La clave es observar a tu mascota para conocerla bien. Luego, puedes darle lo que necesitan, ya sea que eso signifique darles un espacio sereno al que puedan retirarse o darles mucho tiempo para jugar con la familia y disfrutar de la compañía de los demás.

En cualquier caso, la principal diferencia estriba en que los gatos son territoriales y los perros buscan estar acompañados, en su manada, que no solo tienen que ser otros perros, bien puede ser la propia familia.

El entrenamiento de perros y gatos

También todos sabemos que muchos perros están predispuestos a ser entrenados, y están preparados para aprender y captar las órdenes básicas que les podamos dar con bastante rapidez: enseñar la patita, dar una vuelta, quedarse tumbado… Con tan solo jugar con ellos y darles alguna chuchería para perros, con un poco de paciencia, lo aprenderán rápidamente.

En ocasiones, con tan solo unos minutos puedes entrenar a tu perro para que “se siente”, si lo intentas con tu gato… En fin, ya sabemos que va a ocurrir: POSIBLEMENTE NADA.

Nuestros amigos caninos son más fáciles de entrenar que los felinos, ya que su objetivo es complacernos, como sus dueños, amigos, manada, etc.

Los gatos, sin duda, son casi imposibles de entrenar. Se necesita mucho más tiempo, paciencia y dedicación para entrenar a un gato a hacer trucos que a un perro, ya que no responden fácilmente a las órdenes.

Sin embargo, el hecho de que los gatos puedan ser más desafiantes cuando se trata de adiestrar, ciertamente no significa que no puedan ser adiestrados. De hecho, algunos gatitos realizarán con gusto pequeños trucos y seguirán órdenes sencillas si se les ha enseñado que recibirán un premio como recompensa por ese tipo de comportamiento. Es difícil pero no imposible.

Otras diferencias: el baño

Por último, podemos señalar que existen otras muchas diferencias entre perros y gatos en lo que respecta a sus hábitos. Por ejemplo, en lo que respecta al baño.

Es curioso observar el comportamiento y el aprendizaje en este asunto: si los gatos tienen acceso a una caja de arena limpia, sabrán automáticamente dónde ir al baño de forma instintiva, sin necesidad de ser entrenados. Pero si tienes un perro, tendrás que dedicar bastante tiempo a entrenarlo para que no vaya al baño dentro de la casa.


Te puede interesar:

Test: ¿me quiere mi gato?



Resumen
¿Cuáles son las PRINCIPALES diferencias entre perros y gatos?
Nombre del artículo
¿Cuáles son las PRINCIPALES diferencias entre perros y gatos?
Descripción
LAS 2 principales DIFERENCIAS ENTRE 🐕 perros y gatos 😺 Los perros van en manada,a los gatos les importa en territorio. CONÓCELAS!!
Autor
Editor
Vivir con un gato
Logo del editor