Tu gato reconoce su nombre, pero prefiere ignorarnos. ¿Por qué será? Mi gato no me quiere

Un estudio realizado por científicos japoneses mostró que los gatos reconocerían sus nombres cuando los llamamos.

A veces, simplemente, optan por ignorarnos. ¿Curioso, verdad? ¿Lo esperabas? Bueno, es probable. Creo que yo también.

Comparado con los perritos, esos fieles amigos que atienden cualquier estímulo, y no digamos cuando se les llama con su nombre, los gatos parecen esquivos, incluso en apariencia arrogantes, o ‘pasotas’, si se me permite la expresión.

«Es cierto que los gatos reconocieron sus nombres, aunque muchas veces no respondían a la llamada».

La autosuficiencia de los gatos es algo que se esconde en la noche de los tiempos. Vive la vida a su manera, con independencia de su (supuesto) amo, pero tolera esta dependencia en su propio territorio.

El resultado del estudio: ¿Reconocen los gatos su nombre cuando los llamamos?

En Japón, donde los gatos son casi dioses, un grupo de científicos se han propuesto llegar a saber si los gatos conocen (o reconocen) sus nombres.

El resultado de su trabajo ha sido publicado en la revista «Scientific Reports«, en la revista Nature y la conclusión a la que llegaron fue simple: «Es cierto que los gatos reconocieron sus nombres aunque muchas veces el gato no respondía a la llamada».

La investigación dirigida por Atsuko Kaito, perteneciente a la Universidad Sophia en Tokio, dijo que: «A diferencia de los perros, la capacidad de los gatos domésticos, comunicarse con la gente hasta ahora no ha sido estudiado a fondo. Los científicos están tratando de demostrar que un gato puede reconocer el nombre de un gato entre otras palabras con sonidos similares«. Con este fin, se llevaron a cabo una serie de experimentos en 78 gatos que vivían en hogares japoneses o casas/residencias para gatos.

El informe dice, de forma textual: «Usamos el método de desadaptación adaptativa para estudiar si los gatos domésticos pueden distinguir las palabras humanas. En este caso, el nombre del gato incluye el nombre del gato en sí, el nombre habitual y otros nombres que tienen cierto parecido con el nombre real que los humanos le pusieron al gato». 

Entonces, los científicos pusieron grabaciones de audio al gato usando cinco palabras leídas por el dueño del gato o un extraño. La longitud y el ritmo de las primeras cuatro palabras son las mismos que las del nombre del animal, y el nombre aparece en el quinto lugar. Al mismo tiempo, los investigadores comprobaron las reacciones del gato (movimientos de cabeza, cola, orejas…) Ese lenguaje corporal del gato que tanto nos dice. 

Así, pudieron darse cuenta de que aunque a los animales no les interesaban las primeras cuatro palabras, la mayoría prestaba atención cuando escuchaban su nombre. La respuesta tenía reacciones, independientemente de si su ‘dueño’ lo ha pronunciado o no.

De esta forma, seguimos sin  tener certeza de que los gatos se den o no cuenta de que ese es su nombre, pero sí que podemos saber que reaccionan cuando escuchan su nombre 

Sin embargo, los estudios han demostrado que los animales que viven en relación con otros muchos gatos, como casas de acogida, son menos sensibles a sus nombres, lo que puede explicarse por el hecho de que escuchan muchos nombres a la vez y no pueden reconocer específicamente un nombre, como el suyo.


Lo más valorado por las usuarias. + de 10000 ⭐⭐⭐⭐⭐

Dulces para gatos lácteos de cremoso sabor


Resumen
Tu gato reconoce su nombre, pero prefiere ignorarnos. ¿Por qué será?
Nombre del artículo
Tu gato reconoce su nombre, pero prefiere ignorarnos. ¿Por qué será?
Descripción
En una investigación: los gatos reconocieron sus nombres aunque muchas veces el gato no respondía a la llamada. Tu gato reconoce su nombre, pero prefiere ignorarte. Explicamos porqué.
Autor
Editor
Vivir con un gato
Logo del editor

Leave A Reply

Navigate